25/5/16

DIY: CREMA HIDRATANTE CON KARITÉ PARA PIELES SENSIBLES


¡Hola de nuevo! Os voy a compartir la receta de una crema hidratante facial 100% natural que os dejará la piel tersita y suave como la de un bebé.

Hace unos años que sólo utilizo cosmética natural, y desde entonces voy mirando las etiquetas de los ingredientes de todos los cosméticos para asegurarme que están libres de químicos. Porque os diré una cosa: una vez pruebas la cosmética natural, ya no quieres probar otra cosa.

La curiosidad me llevó a hacer en 2011 un curso de cosmética natural donde aprendí un montón sobre cómo hacer cremas caseras y las propiedades cosméticas de ingredientes naturales. Y así fue como empecé a hacer mis propias cremas: seguía alguna receta que había hecho en clase, pero luego lo divertido era inventármelas y apuntar en una libretita los ingredientes y cantidades que había utilizado.

En esta crema he utilizado manteca de karité, que es muy rica en vitamina A y E e hidrata la piel de maravilla. También lleva aceite de avellanas, que tiene propiedades calmantes, oleato de lavanda (se consigue a base. Y por último, un poquito de cera de abejas para conseguir una textura de crema y un efecto más protector y emoliente sobre la piel.

Si no dispones de todos los ingredientes no te preocupes: más abajo te doy alternativas. Os dejo con la receta:

Ingredientes:

- 40 gr de Manteca de Karité 
- 40 gramos de Aceite de avellanas 
- 20 gramos de Oleato de lavanda (lavanda macerada en aceite de oliva)
- 5 gramos Cera de abejas


1. Deterrimos la manteca de karité y al cera de abejas en un recipiente al baño María, removiendo bien con una cuchara de madera hasta que la manteca y la cera se hagan fundido del todo.
2. Añadimos el aceite de avellanas y seguimos removiendo.
3. Añadimos el oleato de lavanda. 
4. Retiramos del fuego, vertemos la crema en estado líquido en un tarro.
5. Dejamos la crema en la nevera 1-2h para que se solidifique un poco y ya estará lista para usar.

Mis impresiones después de usar esta crema

Tengo la piel sensible y en invierno se me reseca mucho y me salen rojeces. Con muy poca cantidad de esta crema noto la piel con buen aspecto durante todo día, suavita, alisa las arruguitas y mantiene a raya las rojeces. Literalmente te deja con buena cara. ¡Así que estoy contentísima con ella!

Había probado algunas marcas de crema hidratantes de cosmética natural, como Weleda, Marilou Bio, Nuxe, etc., que por supuesto recomiendo, ¡pero me quedo con mi tarro de crema hidratante hecha en casa! Qué le vamos a hacer, me gustan las cremas densas que dejan la piel bien hidratada y suave todo el día. Para que os hagáis una idea, dentro del mercado de la cosmética natural esta crema vendría a tener una formulación parecida a las de la marca Matarrania: aceites de base, cera de abejas y algunos aceites esenciales (que en este caso no le he querido echar). 

Por cierto, ¡he conseguido que mi chico use crema hidratante gracias a mis cremas! Tiene la piel sensible como yo, y después del afeitado de verdad que se nota un antes y un después: el efecto "buena cara" es casi inmediato :)

Consejos y variantes

Recomiendo usar muy poca cantidad de esta crema, ya que cunde muchísimo.

Si no dispones de algunos de los ingredientes, puedes sustituir algunos de los aceites por otros. Por ejemplo, el aceite de avellanas lo puedes sustituir por el de almendras dulces que es fácil de encontrar. En lugar del oleato puedes echarle aceite de oliva sin más. Eso sí, para lograr la consistencia de crema te recomiendo que como mínimo manteca de karité. No te recomiendo usar la manteca de cacao o la de coco para la cara porque ésas si pueden ser comedogénicas.

Puedes utilizar una batidora eléctrica para mezclar mejor la crema y que no queden grumitos.

Ah, y por cierto: ¡no produce granitos! Los aceites que lleva son nada o muy poco comedogénicos, y ayudan a regular la grasa de la piel. Creo que me daría para hablar de ello en otro post, pero en fin, ¡ahí lo dejo!

¡Hasta el siguiente post!

5 comentarios:

  1. A mi también me encanta la cosmética natural,me preocupa la cantidad de quimica que llevan las típicas comerciales.Siempre intento buscar marcas lo más naturales posibles y que no testen en animales. Pero si es artesanal o casera mucho mejor.
    Tienes razón, cuando pruebas la natural ya no quieres otra cosa.
    Muchas gracias por compartir la receta!
    Un biquiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diría que ahora por normativa desde hace un tiempo las marcas ya no pueden testar en animales, pero los químicos... es otro tema! Yo cremas del súper (y no del súper, pero que llevan químicos) ya no uso nunca más desde hace 6 años, al menos para la cara. Si te fijas muchas llevan derivados del petróleo (paraffinum liquidum, petrolatum, etc.), es como darle plástico a tu piel! Puaj... Para las manos y mirando con lupa he visto alguna crema del Lidl que no está mal y no lleva demasiada porquería. La solar del Lidl tampoco está tan mal, lleva filtro natural de óxido de zinc, creo, y manteca de karité. Pero el champú y la crema para la cara y el cuerpo sólo uso que sean libres de químicos. Al final para la cara me quedo con la artesanal porque consigo una hidratación más duradera que con otra cremas (sobretodo Welleda, que me hidrata poco) no me acaban de hacer, y también puedo personalizar la textura y propiedades de la crema. Un beso y gracias por leerme! :)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Ohh ets la reina de les cremes! M'encanten els post on ens dones aquests petits trucs. Jo intento comprar també productes ecològics i naturals com la marca Weleda, però m'hauré d'animar a provar de fer-ho jo! Una abraçada

    ResponderEliminar
  4. Gràcies Mabel! :) Doncs sí, ja porto uns anyets amb això de la cosmètica natural! Jo he provat algunes marques (Weleda, Marilou Bio, Nuxe...) però mai he acabat de trobar una crema per la cara que m'agradés 100%. La manteca de karité sempre m'havia anat molt bé perquè hidrata genial, i per això em vaig animar a fer cremes per a la cara amb aquest ingredient. És una mica densa, això sí, però amb una petita quantitat tens de sobres. La veritat és que ara a l'estiu amb la calor m'hauré de plantejar potser fer servir algun oli lleuger o una crema bio d'aquestes, però encara faig servir la crema i m'encanta! El que és una passada és l'efecte de la crema en el meu xicot: fa molt més goig després de l'afeitat i la cara li queda ben suau! Si t'animes a provar-la ja em diràs ;) Una abraçada!

    ResponderEliminar